lunes, 31 de enero de 2011

1 día de vacaciones!

Sábado 10.00 am, llego a una nueva veterinaria, para probar, y pregunto si me pueden recibir al terremoto para baño y corte, primera vez. La aceptaron, pero me la entregaban a las 6.30 pm.

Por primera vez en mucho tiempo, pudimos hacer cosas sin preocuparnos, que Bella se fuera a comer el desorden, o que no nos dejara hacerlas.

Primero, fui de compras y no tuve que estar estressada por regresar temprano a la casa para que la gordita no estuvera sola. Segundo, cuando llegue con el super, pude desocuparlo con calma y no estar cada 30 segundos diciendo NO NO NO NO!. Tercero, pude dejar desorden!! los zapatos tirados en el cuarto, la cartera sobre la cama si miedo que la loquita viniera a romper nada y cuarto, pude dormir una minisiesta sin que nadie me estuviera mordiendo los dedos de los pies.

Jorge, por su lado, pudo hacer cosas que quería hace tiempo (como botarme mis botellas de plástico, con las cuales tengo obsesión debido a la carencia de agua vivida en las últimas semanas), desarmar el fregador, volverlo a armar, trabajar acomodado como quisiera, ir a correr y todas esas cosas que a veces sacrificamos por la gordita.

Cuando por fin fui a buscarla, la encontre en pleno corte y baño, me miraba con súplica por la ventana, como diciendo, me porto bien, pero no me dejen más tiempo así.
La loquita salió olorosa y feliz de vernos, y se portó bien hasta la mañana del domingo, donde se olvidó de su día en la veterinaria y regresó a sus andanzas, será que debo llevarla a que la bañen de nuevo?

lunes, 24 de enero de 2011

8 meses..

Hoy, 24 enero, Bella cumple 8 meses.

Sigue siendo la misma chispita traviesa que llegó a la casa y se robó nuestros corazones con esos ojos tristes.
Es increíble como estos animales, entran a nuestra vida y uno no puede evitar quererlos como a otro ser humano.

Jorge y yo nos preocupamos constantemente por ella, que esté bien, que tenga su comidita, que use los mejores pads, que huela rico, que tenga los mejores juguetes, que le hayamos dado la mejor educación, que tenga la mejor comida para ella... y ella nos paga con lo único que puede, su cariño de vuelta.

Hace unas semanas veía extreme makeover: home edition y estaba llorando como una magdalena y ella dormía sobre mi pierna, cuando una lagrimita rodó por mi mejilla y le cayó en la cabeza, Bella, levanta su cabecita y me mira, con ojos comprensivos y me da un beso.. y se acomoda más cerca de mí..
Me deja pensando que lo único que tienen estos perros que darnos es cariño, y es lo que más les gusta recibir..

Bella amanece entre nosotros en las mañanas, nos da besos para que nos despertemos, nos sigue adonde vayamos y está siempre ahí.
Es como una extensión de nuestra relación y aunque Jorge se haga el duro, yo veo como la acaricia por las mañanas y la lleva a correr con él, la gordita ya lo conquistó.

Mi mamá la ama como una nieta, mi hermano la ha cuidado cuando nos vamos el fin de semana y mi papá ya la acaricia con la mano, donde sea que vaya esta loquita se gana el amor de todos..

Feliz cumple mes Bella! todos te queremos!

lunes, 3 de enero de 2011

Playaaaa!!!!

2 de enero de 2011. Primer domingo del año. Primer paseo a la playa.
Llegamos a las 10 de la mañana, el sol ya estaba fuerte, pero se podía estar debajo. Llegamos y Bella estaba feliz. Corría por la arena contenta, cavando huecos y se escuchaban las olas rompiendo contra la arena. Bella no se acercó ni por curiosidad, hasta que yo fui para alla y decidió acompañarme, se notaba el miedo en sus ojos, pero como yo estaba adentro, se dio cuenta que no podía ser tan malo así que se metió, con tan mala suerte que una ola rompió encima de ella y la arrastró.. la pobre salió estornudando y mirándome, como diciendo: te lo dije! y abandonó..

La fui a buscar de nuevo y traté de traerla nuevamente, se negó, Bella le tiene miedo al mar, espero que se le quite.

El día siguió sin mayores contratiempos, tiramos a Bella a la fuerza un par de veces y ella regresaba a restregarse contra las toallas y petates, no le gusta mojarse, así que se llenó de arena. No solo se llenó de arena por estarse revolcando, sino que además buscó travesuras que hacer.
Se fue corriendo a comer pupú de caballo, cuando por fin enterré todo el pupú de caballo, vio que estaban montando una tienda y habían dejado unas cervezas en la arena y se las tomó y cuando, por fin ya no nos podía hacer pasar más vergüenza, se escapó a unos ranchos, donde se comió el plato de comida de unos desconocidos.. se me caía la cara de la vergüenza, pero es que la pobre ya no aguantaba más el sol, cuando volvimos a donde estábamos, Bella se escondió debajo de la silla y no se movió en todo el rato.

Llegó la hora de irnos, y creo que era la más feliz, se dejo limpiar sin problemas, se subio al carro y se sentó tranquila en las piernas de Jorge y no se movió hasta que llegamos a Panamá, donde se trago todo el agua que encontró a su paso y se acostó a dormir hasta hoy, donde todavía sigue durmiendo!

Yo estoy insolada, pero cuando la veo roncando patas arriba, creo que ella también se siente así!